Quién inventó

¿Quién inventó a Papá Noel?

Escrito por Nana Cuevas el June 10, 2017

Papá Noel es una de las figuras más famosas y queridas por el público infantil. Se lo conoce también como San Nicolás o Santa Claus y en la cultura occidental es el encargado de distribuir los regalos en Navidad. Su invención o surgimiento no puede atribuirse a una persona en particular, pero aquí ahondaremos en su historia.

Este personaje es más añejo de lo que uno supone, sus inicios se remontan al antiguo mito solar que tenía lugar en el solsticio de invierno. Fue uno de los tantos personajes que fueron adoptados y rebautizados por el cristianismo en pos de la conciliación entre el paganismo y su nueva religión.

Esta personalidad fue sincretizada por los cristianos con la figura de Nicolás, un obispo cristiano de origen griego. Los cristianos de la Edad Media lo veneraban con desmesura, y sus reliquias se conservan hasta el día de hoy en Italia, en la basílica de San Nicolás.

Nicolás vivió en el siglo IV, hijo de una familia con una buena situación económica. Sus padres no se ponían de acuerdo con el futuro de Nicolás. Su padre quería que se dedicara al comercio, como él mismo, mientras que su madre quería que se convirtiera en sacerdote, siguiendo los pasos de su tío, quien era obispo de Mira.

Una peste azotó a la ciudad y sus padres, quienes se encontraban ayudando a los enfermos, terminaron sucumbiendo. Conmovido por esta situación, Nicolás repartió su fortuna entre los necesitados y fue al encuentro de su tío, en Mira, para convertirse en sacerdote.

Al morir su tío, Nicolás, que se había ordenado como sacerdote, fue elegido obispo.

Son muchas las historias que se cuentan sobre este personaje, especialmente por su bondad para con la gente más necesitada y por ciertos milagros que se le atribuyen. Tan grande fue la admiración y devoción que despertó que terminó convirtiéndose en santo patrono de Grecia, Francia, Turquía y Rusia.

¿Qué relación tiene Papá Noel con la Navidad?

En la antigua Roma, se celebraban festejos a mediados del mes de diciembre en honor a Saturno. Al finalizar los festejos, todos los niños recibían obsequios por parte de los adultos. Más adelante, existieron otras figuras encargadas de regalar presentes a los infantes tales como un hada en Italia, un tronco mágico en España o también duendes y otros seres mágicos. Al consolidarse la figura de San Nicolás, este fue paulatinamente reemplazando a ciertos personajes propios del paganismo.

¿Cuándo se popularizó la figura de Papá Noel como la conocemos hoy?

En el año 1863, el dibujante alemán Thomas Nast diseñó el personaje gordo, barbudo y bonachón para unas tiras navideñas en Harper’s Weekly. A fines del siglo XIX, la Lomen Company popularizó con uno de sus anuncios la creencia de que Papá Noel se trasladaba en un trineo tirado por renos desde el Polo Norte.

En el siglo XX, la empresa Coca-Cola decidió utilizar la figura de Papá Noel para uno de sus anuncios. Para ello encargó al pintor Haddon Sundblom que modificara la imagen otorgándole al personaje una fisonomía más humanizada y realista. La campaña de 1931 fue un éxito y Sundblom continuó trabajando en la figura de Papá Noel para Coca-Cola hasta el año 1966.