¿Quién inventó el avión?

El avión es una aeronave cuya característica fundamental es que tiene una densidad mucho mayor que el aire mismo. Está dotado de alas a los costados y puede tener uno, varios o ningún motor que lo propulse. Su funcionamiento se basa en reacciones de índole aerodinámicas. Según la Federación Aeronáutica internacional, el primer vuelo de la historia fue el de los hermanos Wilbur y Orville Wright en el año 1903.

Los hermanos Wright son considerados pioneros en materia de aviación. Su avión se llamó Flyer y voló por primera vez el 17 de diciembre de 1903 en Carolina del Norte, Estados Unidos. Sin embargo, si bien su trabajo les valió la fama mundial y sentaron las bases para el desarrollo de las aeronaves que hoy conocemos, no fueron los primeros en trabajar sobre la idea del vuelo para el ser humano.

Desde la prehistoria se consideraba el volar como una verdadera hazaña, las civilizaciones más antiguas lo asociaban directamente con la divinidad. Conforme pasaban los años, el hombre se comenzó a permitir pasar de la fantasía del vuelo a considerarlo como posibilidad y trabajar en pos de ello.

Antecedentes del avión

Ya en el siglo XV Leonardo Da Vinci, famoso polímata, demostró gran interés por el vuelo. Realizó incontables estudios sobre el vuelo de las aves así como planos de varios dispositivos voladores. Entre ellos se encuentran el tornillo aéreo, que bien podría ser el antecesor del helicóptero, un paracaídas y un ala delta de bambú.

Joseph-Michel Montgolfier y Jacques-Étienne Montgolfier, inventores oriundos de Francia, desarrollaron el primer globo de aire caliente. Eran hijos de un fabricante de papel y al jugar con bolsas de papel sobre el fuego descubrieron que el aire caliente elevaba a las bolsas hacia el techo. Luego de numerosas pruebas modificando el tamaño y el material de las bolsas, hicieron su primera demostración en público en el año 1783.

Quien sentó las bases de la aerodinámica fue el ingeniero aeronáutico británico George Cayley. Desarrolló numerosos modelos y ensayó con los mismos. Su principal interés fue estudiar la locomoción aérea desde una mirada científica.

Hacia fines de 1800 fueron varios los esfuerzos por surcar los cielos. Entre quienes consiguieron diseñar y desarrollar planeadores en la última década del siglo encontramos a Otto Lilienthal, Percy Pilcher, John Joseph Montgomery y Octave Chanute.

Los primeros aeroplanos

El ingeniero e inventor francés Clément Ader construyó la primera máquina voladora propulsada por un motor a vapor en el año 1890. El Éole tenía apariencia de murciélago y si bien despegó, se trató de un gran salto y no de un vuelo controlado. Luego de esta experiencia, Ader se dedicó a la contrucción del Avión II, con el cual reveló haber realizado un vuelo de 100 metros en el año 1892. Este hecho nunca fue validado por la comunidad aérea.

De todos modos, la actividad de Ader llamó la atención del ministro de guerra del momento, con cuyo respaldo se dedicó a la construcción del Avión III. Este dispositivo fue derribado por un golpe de viento al intentar volar, así que si bien no logró su cometido, se le reconoce el mérito de haber otorgado el nombre a este artefacto.

En 1909, Ader publicó La Aviación Militar, libro de gran popularidad en el cual dejaba en claro la importancia del avión en la guerra.

En 1903 tuvo lugar el histórico vuelo de los hermanos Wright, recorriendo casi 37 metros en 12 segundos. Si bien ellos lograron este objetivo, su vuelo no fue totalmente controlado ya que para el despegue tuvieron que utilizar una catapulta. En el año 1906 en las afueras de París, Alberto Santos Dumont, un ingeniero e inventor de origen brasileño lograba esta hazaña por trasladarse 60 metros en un avión completamente autopropulsado.

El desarrollo bélico

Tal y como lo adelantó Ader en su libro, el avión tuvo un papel muy importante en la guerra. En la Primera Guerra Mundial, se constató la relevancia estratégica que tenía el aeroplano. Con su uso se podía traspasar las fronteras enemigas, recabar información de las ubicaciones del enemigo, fotografiarlos e inclusive impactar objetivos terrestres desde las alturas.

Como sucede con tantos inventos de la humanidad, al brindar ventajas en situaciones de guerra, los gobiernos comenzaron a invertir fondos en investigación y desarrollo de esta herramienta de poder. Es así que se consiguieron grandes avances hasta conseguir alcanzar, por ejemplo, las grandes velocidades que tienen hoy día estos medios de transporte.

¿Cuáles son los distintos tipos de aviones?

En la actualidad encontramos tres grandes grupos dentro de los aeroplanos. Existen los aviones deportivos, que suelen ser más ligeros y su diseño responde a fines meramente recreativos. Por otro lado están los aviones militares que tienen como función el traslado de las tropas, el abastecimiento o reabastecimiento y otras actividades relacionadas con la actividad militar. Y por último los aviones civiles, entre los que se encuentran los comerciales para transporte de pasajeros, los sanitarios o los que tienen como fin el agilizar la solución de cualquier desastre natural.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *