Quién inventó

¿Quién inventó el semáforo?

Escrito por Adriana Orsi el December 03, 2016

El inventor del semáforo fue el ingeniero ferroviario llamado John Peake Knight, quien instaló el primero en el año 1868. El semáforo de calle fue diseñado en base a las señales ferroviarias de esa época. A los semáforos también se los denomina señales de control de tráfico, ya que se colocan en intersecciones viales o lugares para regular el tráfico automotor pero también el peatonal como forma de evitar accidentes.

Surge la necesidad del semáforo en las calles debido al incremento del tráfico de autos en Estados Unidos luego de la revolución generada por Henry Ford con su modelo Ford T, pero también en ciertos países de Europa.

El semáforo desarrollado por John Peake Knight era diferente a los actuales ya que contaba con dos brazos que se elevaban por cables que estaban conectadas al interior de la torre. Cuando el brazo estaba bajo era indicativo que se podía pasar o avanzar. Cuando estaba levantado el brazo en forma horizontal había que parar y si formaba un ángulo de 45 grados significaba precaución.  Este semáforo Utilizaba lámparas de gas de color rojo y verde para la noche.

Este primer semáforo era manual por lo que un policía debía manejar este aparato para que funcione. En 1869 este semáforo explotó y le causó la muerte al policía que lo manejaba.

Estos semáforos eran útiles pero requería que una persona que controlara su funcionamiento lo cuál era un problema cuando comenzaron a colocar varios semáforos en las calles de Inglaterra, porque un individuo tenía que manejar varias señales.

Diseño del semáforo a través del tiempo

En el año 1910 Ernest Sirrine, logró mejorar el primer semáforo y lo trasformo en automático. Su sistema contaba con palabras como stop para detenerse, y proceed para avanzar o proceder. Estas no se iluminaban pero no requería que una persona lo controlara.

En el año 1912 un oficial de policía de Salt Lake City, llamado Lester Wire quien decidió volver al uso de luces rojas y verdes para regular el tránsito con un nuevo semáforo el cual volvió a funcionar de forma manual.

Lo novedoso de este semáforo fue que usó luces eléctricas y un zumbador para indicar el cambio de estado. La policía y los bomberos podían modificar el estado del semáforo cuando ocurría una emergencia.

El primer semáforo automático fue patentado por William Ghiglieri. El mismo, contaba con las luces de color rojo y verde alimentadas eléctricamente. Esta innovación ocurrió en California en el año 1917 este modelo de semáforo también tenía un control de uso manual.

Con estos semáforos se ordenaba el tráfico automotor pero los peatones no adaptaban muy bien a la nueva realidad de tener problemas para cruzar por tanto tráfico y había accidentes frecuentes con las personas.

En el año 1920 Williams Potts inventó varios tipos de semáforo y fue quien agregó la luz amarilla a la señal de tránsito, que avisa que va a cambiar a rojo y por ende hay que detenerse. En esta época ya se habían colocado muchos semáforos en todo el mundo de tres etapas o tres colores.

Potts era un oficial de policía por lo cual no podía patentar ese semáforo como su invento. Este modelo de semáforo es el antecesor de los actuales ya que es el que más se acerca su diseño a los que vemos hoy en día en las calles.

Otro personaje importante en la historia del semáforo fue Garrett Morgan, ya que él logró patentar un semáforo con 3 etapas en 1923 que era eléctrico. Su diseño contaba con dos brazos y utilizaba las palabras iluminadas como en modelos anteriores. Morgan le vende a la empresa General Electric su diseño por unos 40.000 dólares.

General Electric al comprar la patente comenzó a vender y colocar gran cantidad de semáforos en las calles más importantes en todo el territorio de Estados Unidos.

En 1936 Charles Marshall diseñó una señal rotatoria que indicaba el tiempo que faltaba para el cambio del estado del semáforo.

La convención actual en todo el mundo establece que los semáforos deben tener 3 luces. La luz roja es la señal que significa alto/pare y stop. Si esta está rojo el vehículo debe detenerse en forma inmediata. El amarillo o ámbar significa que hay que ir deteniendo el vehículo porque está por ponerse en rojo la señal o pasar con precaución.

El color verde significa que el vehículo tiene paso y puede avanzar. El tiempo que tarda en cambiar de verde a rojo es de 3 segundos.

Semáforos modernos

Los modelos de semáforos más modernos utilizan lámparas LED que utilizan poca energía y tienen una vida útil larga. Son muy eficientes los semáforos modernos por lo que garantizan la seguridad pública donde se los ubica, si se los respeta.

En general en las calles se combina el semáforo para los vehículos con otro para los peatones para que sepan cuando es seguro cruzar. Algunos modelos de semáforos peatonales tienen un contador de tiempo que avisa cuando segundos tiene para cruzar la calle.

Es posible modificar las imágenes cuando el semáforo las tiene, para indicar ciertas situaciones viales, especialmente para los peatones. En algunos semáforos se incluye sonidos para que las personas se den cuenta de que esta por cambiar el estado del semáforo.

Además hay semáforos con dispositivos para personas no videntes que tienen una voz grabada por lo que la persona ciega pueda saber cuándo cruzar.

Los semáforos más modernos poseen sensores bajo el pavimento que detecta si hay vehículos esperando para avanzar. Este tipo de semáforos inteligentes se colocan en intersecciones con mucho tráfico.

Gracias a los semáforos se redujeron notablemente los accidentes entre vehículos de todo tipo y también con los peatones. Por esta razón, en las avenidas y calles muy transitadas se usan los semáforos para evitar accidentes.

Muchas veces se producen accidentes por no respetar los semáforos o porque el mismo no funciona adecuadamente. Hoy en día son vitales los semáforos en las ciudades debido a la gran cantidad de personas que circulan caminando pero también en autos, bicicletas, camiones y todo tipo de medios de transporte que deben ser ordenadas.

Seguramente la tecnología seguirá avanzando para mejorar la eficiencia de los semáforos para seguir ordenando el tráfico y prevenir accidentes graves entre vehículos o con peatones.