Quién inventó

¿Quién inventó el reloj?

Escrito por Adriana Orsi el January 18, 2017

Medir el tiempo fue siempre una necesidad para las personas, ya que es vital para poder organizar las diferentes tareas y actividades humanas. El primer reloj de la historia fue inventado por los egipcios hace más de 4000 años. Esta civilización usaba un reloj de sol, pero que solo podía medir el tiempo durante el día y no podía ser usado en la noche por la falta de luz solar.

El reloj de agua

Para medir el tiempo en la noche los egipcios crearon un reloj de agua, el cual estaba formado por un recipiente donde el agua fluía a una velocidad constante y de esta manera se podía calcular cada hora que pasaba. El reloj de agua no era muy preciso, pero se usaba bastante en la antigüedad. Con el paso de los años los chinos lograron diseñar los relojes de agua más precisos que existieron durante el siglo 11.

Como el reloj de agua no era del todo preciso, las personas necesitaban tener un método o aparato con mayor exactitud y por eso se siguió buscando formas de hacer mejor la medición del tiempo.

El reloj de arena

En el siglo XVI se desarrollan en Europa los primeros relojes de arena y fueron los griegos y romanos los que más los usaron. Estos se aparatos se utilizaban para medir el tiempo que duraba la misa en los templos católicos.

El funcionamiento de los relojes de arena era bastante simple. Este reloj estaba compuesto por dos recipientes de vidrio que se unían entre sí. Por la parte más fina caía la arena. El tiempo que le tomaba al recipiente vaciarse totalmente se consideraba una hora que pasaba. Este instrumento tampoco era demasiado exacto.

Por lo que se siguió tratando de buscar aparatos para medir el tiempo con mayor exactitud y por eso se desarrolla el primer reloj mecánico.

El primer reloj que fue colocado en un lugar público fue en el palacio del vizconde en Milán alrededor del año 1335. A partir de este momento aumentó la cantidad de relojes que se colocaban en las ciudades.

En el año 1659, Christian Huygens diseñó el primer reloj mecánico que contaba con un péndulo con peso y esto le permitía tener una mayor precisión que los modelos de relojes anteriores. Este reloj tenía un error de aproximadamente 5 minutos al día, lo cual para la época era muy poco.

Huygens creó este reloj en base a estudios e información generada por Galileo Galilei. Este inventor fue quien fraccionó el tiempo en 1 hora que equivale a 60 minutos.

Los relojes mecánicos también fueron usados en iglesias católicas y se utilizaban para saber cuándo tocar las campanas para llamar a oración a sus feligreses.

El reloj de bolsillo

Los relojes de bolsillo fueron también un paso importante, porque la persona llevaba consigo el instrumento que le permitía medir el tiempo, lo cual resultaba muy cómodo.

Los relojes portátiles o de bolsillo fueron inventados en Francia durante el siglo XV.

Para poder desarrollar estos relojes se debió cambiar el péndulo por un resorte en espiral en el mecanismo, para que pudiera marcar el tiempo. Esta modificación permitió reducir el tamaño de los relojes y que puedan desarrollarse los relojes de bolsillos. Estos relojes fueron creados por Peter Henlein y fueron realmente populares entre la clase alta de toda Europa.

Los relojes de bolsillo tenían una forma cilíndrica al principio, pero Núremberg le dio la famosa forma ovoide que caracteriza a muchos de estos relojes.

Con el paso de las décadas las formas de los relojes cambiaron, y sus diseños eran más variados. Durante el siglo XVI había hermosos relojes de bolsillos con grabados y toda clase de decoraciones, así como con distintas formas. La precisión de estos relojes no era exacta, pero si mucho mejor que modelos anteriores.

Durante el siglo XVII en Europa comienzan a utilizarse los relojes de péndulo en las casas en forma extendida, ya que era muy accesible tener uno de estos relojes, por lo que cualquier familia podía conocer la hora.

Los relojes siguen evolucionando cada década más por lo que su diseño y exactitud mejoran notablemente.

El reloj de pulsera

En el año 1812 Abraham Louis Breguet diseña y construye el primer reloj de pulsera para la reina de Nápoles llamada Caroline que además era hermana de Napoleón. A partir de esa época las mujeres comienzan a usar el reloj de pulsera, debido a su pequeño tamaño y los hombres seguían utilizando sus relojes de bolsillo.

El primer reloj de pulsera para hombre fue creado por Louis Cartier por pedido de su amigo Santos Dumont. Este era un piloto de avión, que quería poder ver la hora mientras volaba.

Por lo que Dumont es el primer hombre en usar un modelo de reloj de pulsera exclusivo para un caballero. Durante la primera guerra mundial el reloj de pulsera comienza a hacerse popular entre los militares y también en el resto de la sociedad.  Al terminar la guerra el reloj de pulsera era un objeto muy común entre los hombres.

En el año 1923 John Harwood crea el primer reloj automático en forma de pulsera pero con un péndulo de inercia. Este tipo de mecanismo dio paso a los relojes más comunes de la actualidad.

Durante las décadas del 50 y del 60, el reloj de pulsera mecánico se vuelve muy popular entre hombre y mujeres ya que este elemento en su versión automático es altamente utilizado por toda clase de personas.

El reloj electrónico

Otra innovación importante en la vida del reloj se produce en el año 1967 en Suiza donde se desarrolla el reloj de pulsera electrónico, el cual utiliza un cuarzo muy pequeño dentro del mecanismo para dar la hora. Este tipo de reloj también creció mucho y por eso actualmente es muy común ver los relojes electrónicos más que los mecánicos.

El reloj cambió la vida de las personas y de la sociedad ya que a partir de su invención se valora el tiempo, porque se es capaz de medirlo.

Hoy en día existe todo tipo de modelos y diseños de relojes cada uno con sus ventajas y cualidades. Hay relojes de diseños muy simples y económicos que nos dan la hora, pero también hay otros relojes muy finos, de alta tecnología y de gran valor monetario. Cada persona puede elegir qué tipo de reloj que se adapta mejor a su estilo de vida o necesidades diarias.

El tiempo es un valor muy importante en la modernidad, por lo cual medirlo sigue siendo importante, más allá de que tipo de reloj se utilice.

El reloj inteligente

Con los avances de la informática y las telecomunicaciones, sumado al auge de los teléfonos inteligentes a nivel mundial, en los últimos años surgieron los llamados relojes inteligentes o smartwatches.

Estos relojes van mucho más allá de dar la hora, permitiendo otras funcionalidades tales como: atender llamadas telefónicas, recibir y enviar mensajes de texto, consultar la ubicación geográfica mediante GPS, conocer el clima y pronóstico, navegar en Internet, y un gran abanico de posibilidades que hacen del reloj un dispositivo inteligente.