¿Quién inventó la pila eléctrica?

Se puede decir que quien inventó la pila eléctrica fue el físico italiano Alejandro Volta gracias a que en el año 1800 desarrolló la pila voltaica, predecesora de la primera y encargada de producir un flujo estable de electricidad. Es más, la unidad de electricidad conocida como voltio, fue llamada así en honor a él.

Aunque lo cierto es que en el año 1938 se encontró en Iraq, en concreto en los alrededores de Bagdad, se encontró la primera pila, aunque en realidad la misma no tiene una relación con el desarrollo de las modernas pilas. Este descubrimiento en realidad se trata de una jarra de unos 2000 años de antigüedad compuesta de barro y con una tapadera de asfalto junto a la cual había una vara de hierro con un cilindro de cobre rodeándola. Cuando el recipiente se llenaba con alguna solución de electrolitos como por ejemplo vinagre, producía 1.1 voltios aproximadamente.

La pila eléctrica, un invento que nos facilitado la vida

Evolución de la pila eléctrica

Fue Michael Faraday entre los años 1832 y 1834 el que experimentó con una batería y un falvanómetro desarrollando el principio de movilidad en la reacción química de la pila. Robert Grove en 1839 desarrolló la primera celda de combustible que producía energía eléctrica gracias a la combinación de oxígeno y de hidrógeno, así como otra celda utilizando electrodos de platino y de zinc separados ambos por un diafragma.

El siguiente paso fue la invención de una pila de almacenaje de ácido en el año 1859 por parte del físico francés Plante. Este tipo de pila utilizaba electrolitos líquidos y no era sencilla de mover. Y en el año 1881 Alphonse Faure junto con algunos colegas, consiguieron desarrollar baterías más fáciles de transportar utilizado mezcla de óxidos para los electrolitos positivos que tenían una reacción bastante más eficaz y rápida.

En 1886 se fundó la Compañía de Carbón que proveía objetos de este material para ser usados en dispositivos eléctricos.

En ese mismo año salió a la venta la primera pila comercial que consistía en una batería de carbón y de zinc introducida por esta compañía, encargada también en el año 1898 de introducir las primeras pilas con celdas D.

También fue en ese año cuando Carl Gassner Jr. consiguió la primera celda seca con zinc para el electrodo negativo y para otros elementos, con lo que los electrolitos se absorbían y la celda se sellaba. Consiguió patentes por Europa en incluso una en América convirtiéndose en el prototipo dentro de la industria de la batería seca,  ya que en la celda seca de la misma los electrolitos se convertían una espesa pasta para que no se derramara nada de líquido siendo e esta manera mucho más portable.

A partir de entonces son muchas las mejoras que ha ido sufriendo la pila eléctrica e incluso hoy en día se sigue trabajando para encontrar nuevas aplicaciones y mejoras adicionales a este utensilio tan práctico y útil en nuestras vidas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *