¿Quién inventó los números?

Los números son grafismos o representaciones que se usan en el idioma para representar cantidades, tiempos, frecuencias, medidas, entre otros sucesos de la vida que se pueden medir en la diaria de las personas. Los números que conocemos y utilizamos hoy son el 0,1, 2, 3, 4, 5, 6,7,8,9 y fueron inventados en la India.

Al sistema de numeración actual se lo denomina números arábigos o números indios, estos fueron introducidos por los árabes a Europa.

Historia de los números

Se considera que en la India entre el siglo V y el VIII se desarrolla el sistema de numeración arábigo. Esta civilización utilizó como inspiración al sistema de numeración chino llamado Hua Ma, que usaba como base el 10, con 9 glifos como ocurre con el arábigo.

Los números tienen una forma que se basa en ángulos. Por ejemplo el número 1 tiene un ángulo, 2 tiene dos ángulos, y así sucesivamente hasta llegar al cero que es el único número que no tiene ángulos.

En la India se usaba, el cero que se representaba con un punto. Luego los fenicios comenzaron a usar los números arábigos para contar y comerciar. Le dieron un uso práctico al conocimiento que ya se tenía de los números.

En el siglo X los matemáticos árabes agregaron al sistema de numeración las fracciones. Al-Jwarizmi fue el autor del libro llamado “Acerca de los cálculos con los números de la India” en el año 825. Este libro fue realmente importante para el desarrollo de las matemáticas en esa época.

Otra obra importante para la ciencia matemática fue el libro de 4 volúmenes de Al-Kindi que se llamó “El uso de los números de la India”. Este libro fue vital para difundir el sistema numérico de la India en la región de Oriente Medios y luego en Occidente.

Los árabes llevaron este sistema de numeración al norte de África, luego lo extendieron a otras zonas. En la Edad Media se populariza su uso en Europa y luego a  sus colonias debido al aumento del comercio internacional por lo que se fue expandiendo a otras regiones del mundo.

En el mundo musulmán antiguo sólo los matemáticos usaban el sistema numérico arábigo, no la gente común. Los científicos emplearon el sistema babilónico y los comerciantes los sistemas griegos y hebreos.

Paso un largo tiempo hasta que se extendió a todas las poblaciones y clases sociales, el uso del sistema de numeración arábigo.

En la literatura occidental comienzan a mencionarse los números arábigos en el año 976. En el año 980 Gerberto Aurillac que luego fue el Papa Silvestre II difundió el sistema numérico indio por toda Europa.

Un matemático italiano llamado Fibonacci escribió un libro llamado Liber Abaci en el año 1202. Este libro también ayudó a la difusión de los números arábigos.

En Europa se empieza a usarse el sistema numérico indio en forma generalizada y única, al inventarse la imprenta en el año 1450. Para el siglo XV los números arábigos se usan en forma cotidiana y reemplazan a los números romanos.

Los números romanos dejan de usarse en forma masiva, ya que al caer el imperio romano, las poblaciones que vivían en las regiones que forman parte de este territorio adoptan los números arábigos.

Los números en la modernidad

Gracias a la existencia del sistema de números arábigos se logró un gran avance de la ciencia matemática ya que se lograba representar con éxito cantidades y cifras, lo que facilitaba la realización de cálculos.

Mediante los números arábigos fue posible desarrollar diversas teorías matemáticas. Además de realizar toda clase de cálculos complejos, que permiten desarrollar otras ciencias como la física, química, entre otras.

Además el sistema de numeración arábigo contribuyó y facilitó el comercio local e internacional, al adoptar todos a este sistema.

El sistema de numeración arábigo fue muy exitoso ya que se sigue usando luego de tantos siglos estos números. La principal razón es que permite realizar en forma sencilla operaciones como suma, resta, multiplicaciones comparándolo con la numeración romana, que resulta más difícil.

Hoy en día en todos los ámbitos se utilizan los números arábigos. Solo para algunas situaciones o áreas científicos muy puntuales se usan los números romanos o el sistema binario para la informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *