Quién inventó

¿Quién inventó el microondas?

Escrito por Ángeles Fernández el June 27, 2018

Hoy en día prácticamente todas las cocinas cuentan con un microondas, y de igual manera que sucede con la electricidad, casi todo el mundo piensa que no podría vivir sin uno de estos aparatos. Y es que el horno microondas puede que hay sido la invención más revolucionaria de la era moderna.

El microondas ha llegado a convertirse en algo tan común entre todos, que en numerosas ocasiones ni nos damos cuenta de que lo tenemos junto a nosotros y cuando lo hacemos, es muy probable que ni siquiera nos preguntamos algo tan simple cómo quién fue su inventor. Pues bien, hoy en este artículo queremos darte todos los datos sobre la invención de este electrodoméstico que se ha vuelto indispensable en nuestro día a día.


Como primer dato vamos a decirte que el microondas se inventó a finales de la Segunda Guerra Mundial, pero lo cierto es que tardó bastante tiempo en ponerse de moda. Al principio resultaban demasiado caros y eran muy grandes, además la gente no confiaba en ellos por la radiación que emitían. Poco a poco la tecnología fue mejorando y los miedos fueron desapareciendo. Fue en el año 2000 los americanos consideraron el microondas como la tecnología número 1.

El microondas: la manera más sencilla y rápida de calentar alimentos

Si hay un nombre al que se le atribuye la invención del microondas, ese es Percy Spencer, un ingeniero americano de Howland, que se encontraba trabajando con magnetones para intentar conseguir una señal para radio que tuviera microondas más eficientes de los conseguidos hasta el momento. Y como suele pasar en la mayor parte de de los descubrimientos, este hallazgo fue algo accidental.

¿Cómo se inventó el microondas?

Fue en 1945 cuando estaba investigando sobre posibles maneras de mejorar la manera de funcionar del radar de la empresa conocida como Raytheon, que notó que la barrita que llevaba en su bolsillo de chocolate, se derretía cuando se encontraba frente a un magnetrón.

Este suceso le pareció algo fascinante y comenzó a realizar más pruebas hasta entender lo que sucedía. De esta manera puso un recipiente cerca del generador con palomitas de maíz así como una sartén con un huevo. Al rato comprobó que el huevo se había cocinado perfectamente y que las palomitas estaban listas para comer.

Había conseguido descubrir que una exposición a microondas electromagnéticas de intensidad baja, calentaba los alimentos, y a partir de esas observaciones, empezó el desarrollo del primer microondas que empezó a comercializarse en el año 1947.

Hay que decir que en esa época el horno medía alrededor de dos metros y pesaba más de trescientos kilos.

Fue en el año 1955 cuando se lanzó al mercado el primer modelo de pared casero, aunque se necesitaría alrededor de doce años más conseguir una versión bastante más económica y adecuada para todas las familias. Por suerte hoy existen en el mercado una gran cantidad de hornos microondas de diferentes diseños, tamaños y precios que se adaptan a los bolsillos de todos los hogares.