¿Quién inventó la máquina de fax?

Fax es la abreviatura de facsímil, también conocido como telefax.  La máquina de fax permite la transmisión de material escaneado de un dispositivo a otro que lo imprime. La primera máquina de fax fue patentada en 1843 por Alexander Bain, un relojero e inventor de origen escocés.

Contrario a lo que cualquiera supondría, la invención de la máquina de fax tuvo lugar varios años antes que el primer dispositivo telefónico fuera creado. Alexander Bain desarrolló su concepto y trabajó en un dispositivo mecánico que en el año 1846 le permitió transmitir signos gráficos. El papel de recepción era un papel sensible y con tratamiento químico.

En el año 1850, Bain aplicó para obtener la patente de una versión mejorada de su invento, pero Frederick Bakewell se le había adelantado con su “telégrafo de imagen”.

Ambos dispositivos transmitían documentos con una muy baja calidad y sin haber logrado una sincronización perfecta entre las unidades operantes. Este desperfecto fue superado por Giovanni Caselli, un inventor, físico y sacerdote italiano que fabricó el pantelégrafo. En el año 1865, Caselli introdujo el primer servicio de comunicación facsímil entre París y Lyon orientado al ámbito comercial.

En los años siguientes, fueron varios los inventos que surgieron mejorando cada vez más la calidad de la máquina de fax. Tal es el caso del Escáner Foto Telegráfico de Shelford Bidwell, la Bildtelegraph de Arthur Korn, el Bélinograf de Edouard Belin o el Hellschreiber de Rudolf Hell.

El fax sin cableado

En el año 1924, Richard H. Ranger, diseñador de Radio Corporation of America inventó el Fax Transoceánico o Fotoradiograma. Este dispositivo, además de considerarse el precursor directo de los aparatos de hoy en día, se continúa utilizando en espacio marítimo para transmitir mapas e información a los navegantes.

No fue sino hasta el año 1964 que Xerox Corporation presentó la primera máquina de fax moderna conocida como Long Distance Xerography. Este modelo fue superado dos años más tarde por el Magnifax Telecopier, dispositivo que permitía transmitir un documento en cuestión de minutos y podía conectarse a cualquier línea telefónica.

El primer artefacto de fax digital fue desarrollado por Dacom.

A fines de la década del setenta, eran muchas las empresas a nivel global que comenzaron a sumarse al mundo del fax. En 198o se produjo el verdadero estallido de esta industria y se comenzó a incorporar la máquina de fax como un dispositivo hogareño, ya no meramente de uso comercial.

¿Cómo funciona un aparato de fax?

Un fax está compuesto por tres partes fundamentales: un escáner, un módem y una impresora. El escáner procesa el documento que se va a transmitir y lo convierte en una imagen digital. Esta imagen digital es transmitida por vía telefónica a través del módem que lo envía a otro módem. Este segundo módem de destino, envía la imagen a la impresora que la decodifica y la imprime.

Los primeros aparatos de fax utilizaban impresoras térmicas, con lo cual el papel que se utilizaba era especial y específico para su funcionamiento. Cuando se comenzó a utilizar la impresión por chorro de tinta, comenzaron a fabricarse aparatos que permitían imprimir en papel normal. Esto abarató los costos e inclusive permitió que el aparato de fax fuera utilizado también como multifunción.

¿Qué uso se le da hoy al fax?

Actualmente, con el uso masivo de internet y el correo electrónico, el fax ha ido cayendo en desuso. No obstante, dentro del circuito empresarial, sigue teniendo un lugar importante, sobre todo en aquellas empresas que manejan documentos a diario. Un ejemplo de ésto son las compañías aseguradoras o el sistema sanitario, que continúan dando uso a las máquinas de fax.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *