La Penicilina es el primer antibiótico empleado en medicina, utilizado para el tratamiento de infecciones provocadas por bacterias. En 1928, el investigador británico Alexander Fleming descubre accidentalmente los efectos